Beijing International Triathlon

¡Hola a todos! Hace unos días tuve la oportunidad de competir en el Beijing Triathlon, lo que significó para mí estrenarme en la distancia olímpica sin drafting y hacerlo con varios de los especialistas mundiales. Era un reto motivante y al que acudía con la única intención de probarme y tener nuevas experiencias. La verdad es que conseguí lo que quería y ahora con energías renovadas continuaré con el final de mi temporada.

Se trataba de una carrera peculiar, en la que se daba una vuelta nadando a un circuito de 1500m, una vuelta en bici de 40km en la que el terreno era variado con subidas, repechos y descensos técnicos, y una carrera a pie en línea de 10km con constantes subidas y bajadas y con aproximadamente 400 escalones. Sin duda una de las carreras más divertidas y duras que he hecho en mi vida y totalmente distinta a lo que me suelo encontrar.

Durante la natación se forma un primer grupo de seis en el que me encuentro yo, se va a un ritmo muy alto y esto hace que vayamos estirados y en fila de a uno casi todo el recorrido. Cogemos la bici en la transición y tanto Alistair Brownlee como Cameron Dye son los primeros en querer romper el grupo. Detrás queda Joe Maloy un poco separado de ellos y tras él con un pequeño hueco nos econtramos: Josh Amberger, Eric Lagerstrom y yo. He de decir que competí con una bici alquilada de contrarreloj puesto que no tengo propia y la verdad es que no fui cómodo. Hice dos salidas con una “cabra” en Lugo antes de partir y simplemente buscaba verme en competición y disfrutar de la sensación de rodar con gente de nivel en un triatlón sin drafting.

Ya en el km 20 las diferencias entre los “grupos” se habían ampliado un poco y en un descenso técnico y largo decido no arriesgar porque el asfalto estaba mojado y con arena a causa de la lluvia. Pierdo la referencia de Eric y Josh y me toca rodar en solitario hasta la T2. Holly Lawrence y Magali Tisseyre cayeron ambas desafortunadamente, por lo que creo que hice una buena elección. Cameron Dye rompe definitivamente la carrera con Alistair a su estela y llegan a la T2 con 2 minutos de ventaja sobre Lagerstrom, Amberger y Maloy, y a casi 2 minutos de ellos llego yo. Finalmente empiezo a correr, no me noté tan fatigado como esperaba y comienzo a recortar tiempo hasta que en el km 5 pasé a Josh Amberger y ya al final conseguí tener a la vista a Eric Lagerstrom pero no pude llegar a alcanzarle. Marqué el mejor parcial a pie de los participantes y es algo positivo que me llevo. Por su parte Joe Maloy recortó los dos minutos de desventaja que tenía con Cameron Dye, colocándose segundo finalmente y Alistair Brownlee, supongo que sin oposición, habrá hecho de la carrera a pie un mero trámite para asegurarse la victoria. Sin duda la carrera a pie más dura que recuerdo haber hecho. Muchas veces me daba la sensación de que estaba en una gincana, subiendo y bajando escaleras, haciendo giros bruscos, subidas y bajadas de gran inclinación, etc. Todo por un parque.

Es sorprendente como las diferencias después de la bici en estas carreras se convierten en algo relativo y en las que el componente mental tiene un papel muy importante. Me voy satisfecho porque encontré lo que buscaba. Seguro que repetiré en el futuro en este tipo de pruebas y con más preparación.

¡Saludos y hasta la próxima!

#BeijingTriathlon #Triathlon #NonDrafting

Si te gustó, compártelo:

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Etiquetas
No hay tags aún.